Select Page

Cúpula / Eloísa Vivanco y la impugnación sin fin.

La matriarca de los “Kennedy del barrio de San Miguelito” -el clan en el que todos se sienten políticos-, Eloísa Vivanco aún mueve sus delgados hilos para tirar el proceso interno de Morena en la entidad poblana.

Suponiendo sin conceder que el Comité Ejecutivo Nacional cumpliera el capricho de anular el proceso en todos los distritos poblanos, ¿las tropas de Eloísa ganarían una segunda vuelta?

Por supuesto que no.

Y después impugnaría el proceso de reposición para pedir una tercera ronda y así estaríamos en una impugnación sin fin.

En Cúpula fuimos puntuales cuando anticipamos el descalabro de Claudia Rivera Vivanco.

La señora pensó que podía movilizar a sus tropas como hace unos meses.

Pero hoy ya no tiene el aparato oficial, ni la nómina para desplegar a sus huestes; de hecho ya no tiene soldados que la sigan.

Hasta Roberto Zatarain Leal hizo mutis y desapareció de la escena.

La decadencia de Claudia es evidente y Eloísa Vivanco asemeja aquellas historietas en que una caricatura coloca un dedo en el hoyito de una enorme presa para tratar de detener la catástrofe.

Ni Claudia mostró fuerza en el proceso interno de Morena, ni el CEN va a cumplir el capricho de Eloísa de cancelar toda la jornada poblana.

En realidad están haciendo un gran espectáculo, un “show” para victimizar a Claudia y tratar de evitar un proceso penal en su contra.

Ese grupo vive sus últimos minutos de paz, porque próximamente se verán inmersos en graves y delicados problemas.

La guerra estéril de los Rivera Vivanco, sus videos agresivos y su postura beligerante tendrán consecuencias.

Porque además de dirigir una campaña de denuestos fue la artífice de incontables corruptelas y malos manejos financieros.

Las evidencias en su contra son abrumadoras y simplemente no tiene defensa jurídica alguna. Ningún bufete serio tomará su caso.

Bien haría Claudia en llamar a Alfonso Esparza Ortiz para pedirle la dirección de un hostal en Madrid.

Con los fondos de que dispone allá se podrá sentir toda una maja, mientras se desahoga el juicio de extradición.

DULCERÍA POBLANA.

SE DEBE RECORDAR QUE EL SAQUEO A PUEBLA INICIÓ DESDE “EL HOYO FINANCIERO”.

En días recientes el gobernador Barbosa Huerta anticipó que pronto se dará a conocer la revisión a las finanzas públicas de las pasadas administraciones. En Cúpula recordamos que el desfalco, la deuda estratosférica y los manejos irregulares no iniciaron en 2010 sino mucho antes. Desde 1999, al iniciar el sexenio de Melquiades Morales Flores, un grupo político comenzó manejar los fondos estatales como si fueran de su propiedad y desde aquellos años se habló del “hoyo financiero”, un grave desfalco a las arcas estatales. Hoy se debe ver aquel antecedente como el abuelo de la actual deuda que compromete a Puebla por los siguientes años. Que no se olvide, todo tuvo su origen y raíz en aquel “hoyo financiero”.

EN EL TEHUACÁN CAÓTICO DE TEPOLE ROBAN INSTALACIONES MÉDICAS.

Con el edil Pedro Tepole la ciudad de Tehuacán está enfrentando episodios verdaderamente caóticos. El pasado viernes 5 de agosto la clínica del ISSSTEP reportó el robo a sus instalaciones; los hampones se llevaron equipo médico avanzado como un ultrasonido con valor de 300 mil pesos. También la noche del día 5 un grupo de sicarios atentaron contra el jefe del Grupo Especial de Reacción Inmediata (GERIT) de la policía municipal; para huir los criminales tiraron ponchallantas en tres arterias. La mañana del lunes 8 amantes de lo ajeno se introdujeron al Centro de Atención Temprana Covid, una instalación médica que daba consulta a personas que padecieron el virus; también se llevaron equipo médico y hasta las bombas de agua. Simplemente Tepole no puede; no ata, ni desata.

cupula99@yahoo.com