Select Page

La gran lección
Hay una leyenda muy interesante originada en la India.
Se dice que en cierta ocasión un mendigo caminaba por la calle cuando a lo lejos vio venir a un rico Rajá que venía sobre uno de sus bellos carruajes tirado de caballos que mostraban todo un gran porte.
El mendigo viéndole aprovechó la oportunidad y se puso de inmediato a lado del camino sosteniendo en su mano un cuenco de arroz en espera de recibir una limosna.
Para su sorpresa el Rajá mandó parar el carruaje y deteniéndose frente a aquel limosnero le miró fijamente y le dijo con voz firme:
– “Dame un poco de tu arroz”. El mendigo visiblemente molesto pensó
– “Este es un hombre rico es un verdadero miserable como para que quiera un poco de mi arroz”. El hombre pobre algo titubeante solo le entregó un grano de arroz al hombre rico.
El Rajá se le quedó viendo algo molesto y le expreso:
– “Dame más arroz hombre”. El mendigo saco un grano más y se puso en la mano del hombre rico.
El Rajá insistió enérgicamente
– “Más por favor”. A estas alturas el mendigo le miraba ya con resentimiento y le puso un grano más sobre sus manos. El rico lo tomó y se marchó sobre en su lujoso carruaje seguido de su séquito.
El carro se alejó y el mendigo le veía con cierto coraje y resentimiento.
Bajó la cabeza para tomar algunos granos de arroz y llevárselos a la boca cuando vio que en el fondo del cuenco brillaban unos pequeños “granos de arroz”. Tomó uno y cuál fue su sorpresa que era un grano de oro. Miró cuidadosamente y observó otros dos granos de oro mezclados en el arroz.
Hay una pequeña lección que podemos aprender: Si nos aferramos a nuestro plato de arroz, posiblemente podamos perder una gran recompensa.
Si somos fieles y le damos cada “grano de nuestra vida”, Él nos lo devolverá en oro y el oro que Dios nos dará resistirá el fuego de la adversidad.
En estos días de tanta necesidad, se requiere tengamos abiertas nuestras manos de generosidad hacia nuestro prójimo sabiendo que “Más bienaventurado es dar que recibir” (Hech. 20:35 RV60). Muchas gracias por su atención y excelente Fin de Semana.