Select Page

Un matrimonio fuera de peligro es el título del nuevo curso que tenemos oportunidad de iniciar en días próximos mi colega y amiga Martha García de la Cadena y su servidora
¿Has sentido alguna ves que tu matrimonio no debe continuar? ¿te has desilusionado de tu pareja, tu matrimonio? ¿has considerado el divorcio como opción? ¿crees que quizá el amor se acabó?  ¿Crees que tu relación es buena, pero que aún hay cosas que tienes que mejorar? Si tu matrimonio en este momento está en calma, pero ¿crees que debes cuidarlo y estar preparado para tener un matrimonio fuera de peligro? Si a algunas de estas preguntas has respondido que sí, permite invitarte a darte cuenta que esto es posible, un matrimonio protegido.

Si has pensado en la separación considero que el divorcio no es la respuesta. Que tienes quizá que hacer cambios en tu pareja.
Primeramente, ver donde estas parado en tu relación, hacer una “evaluación” un “diagnostico” si existe algún síntoma que debe ser tratado, alguna enfermedad (dolor) que debe ser tratado.
Después conocer que como hombres y mujeres somos diferentes, con diferentes maneras de expresar amor, de comunicarse, diferentes necesidades.

Una vez que nos aprendamos a conocer más como seres diferentes entonces descubrir cómo podemos fusionarnos, cuales son nuestros ideales, nuestros propósitos comunes como pareja.
Comunicación sana, es una de las claves para un matrimonio exitoso, considerando que tenemos que comprendernos, escucharnos, pero sobre todo entendernos, hablar palabras que edifiquen, palabras de vida; teniendo un tiempo para conversar y negociar Todo esto con el objetivo de tener satisfacción y contentamiento matrimonial.

Si hay que quitar cosas que estorban (resentimientos, amarguras), hacerlo por medio del amor y del perdón.
Si hay cosas que se han estancado, si hay “costumbre” renovar lo que haya que renovar (todo aquello que se dejó de hacer y que alimentaban tu relación).
Aprender a manejar los celos, a prevenir la infidelidad. Y si esta desafortunadamente ya ocurrió en tu relación. ¿Qué puedo hacer? ¿Qué opciones tengo al respecto?

Los miembros de una pareja que posee una afectuosa afinidad sacar a relucir lo mejor de sí mismos. Se tratan mutuamente como reyes y reaccionan positivamente ante sus atenciones. La seguridad en la que se fincan las permite controlar tanto su ego como los rasgos desagradables de su personalidad.

Un clima emocional positivo genera creatividad. Los problemas o situaciones difíciles se pueden tratar con voluntad, incluso con buen humor.
Una vez que aprendiste a conocer más a tu pareja, a respetar su manera de ser, a comunicarte adecuadamente, a renovar, a perseverar en tu amor, entonces estará listo para tener una vida de intimidad y una plenitud en su matrimonio.

“El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso.  No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor.  El amor no se deleita en la maldad, sino que se regocija con la verdad.  Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor jamás se extingue.”
1ª Corintios 13:4-8.
Esperamos contar con tu asistencia y poder ser una guía, un apoyo para tu relación de pareja.