Select Page

sab 5 sep 20 / Orbe / Caballero sigue dando palos de ciego en Seguridad Pública.

° Nombran al octavo jefe policiaco de la administración.
° Aún no han presentado su documentación actualizada.
° “La Rana” solo controlaba un área del penal de Tehuacán.
° Hay otros grupos delictivos ejercen el verdadero control.

Tehuacán, Puebla, sábado 5 de septiembre de 2020 / Hay evidencias claras de un recrudecimiento de la violencia en la ciudad.

Durante los meses que iniciaba la pandemia -abril, mayo, junio-, incluso la delincuencia disminuyó sus actividades.

Pero en días recientes se registran hechos que revelan un recrudecimiento en la violencia.

Esta es una breve cronología.

La noche del sábado 29 de agosto sujetos a bordo de un automóvil tipo Jetta, color gris, balearon a un joven en la 14 Sur a la altura de Infonavit El Riego; el agredido resultó con lesiones en una pierna.

En los primeros minutos del lunes 31 de agosto, en el Andador 2 de Rancho Viejo, sujetos desconocidos balearon al ciudadano Rolando Martínez Alducin, quien murió momentos después.

Cuerpo en el Dren de Valsequillo. Foto cortesía: Time Off Tehuacán.

La mañana del miércoles 2 de septiembre vecinos del libramiento reportaron que un cráneo humano se encontraba a un costado del Dren de Valsequillo.

Minutos después se descubrió el cuerpo de un hombre que fue ultimado y arrojado al canal.
Los restos ya estaban en avanzado estado de descomposición.

En una versión preliminar se señala que cuerpo no fue decapitado.

Los peritos consideran que perros se estaban comiendo el cuerpo y en medio de una jauría le desprendieron la cabeza.

Alrededor de las 9 de la noche del mismo miércoles 2 de septiembre se reportaron detonaciones de arma de fuego en la colonia Tepeyac.

A la misma hora sujetos desconocidos balearon un domicilio en la calle 4 Sur, colonia Benito Juárez.

A la medianoche del jueves 3 se reportaron alrededor de diez detonaciones de arma de fuego en la colonia San Francisco, que se ubica en la zona del CBTIS.

En todos estos casos no hubo detenidos.
Ni un solo detenido.

En concreto en el caso de la colonia San Francisco, los vecinos llamaron a la Policía Municipal, pero las unidades nunca llegaron.

Este es el escenario de los días recientes.

Sujetos armados en todos los puntos de la ciudad disparando; a veces al aire, a veces contra un domicilio, a veces contra otras personas.

Y luego de los hechos -a veces-, llegan diez unidades de la Policía Municipal, nada más para hacer un show.

En este contexto la noche del jueves 3 de septiembre el Cabildo de Tehuacán tomó protesta al octavo jefe policiaco de esta administración municipal.

JUEVES 3 DE SEPTIEMBRE / CABILDO TOMA PROTESTA AL OCTAVO JEFE POLICIACO DE LA ADMINISTRACIÓN MUNICIPAL.

Gilberto Ávila, octavo jefe policiaco de Tehuacán.

La tarde – noche del jueves 3 de septiembre se realizó una sesión de Cabildo en la que tomaron protesta a José Alberto Méndez Lezama, suplente del Regidor de Hacienda Víctor Canaán Barquet; a Osvaldo Atanasio Cuautle Cielo como director del Cereso y a Gilberto Ávila García nuevo director de Seguridad Pública municipal.

Gilberto Ávila García es el octavo jefe policiaco de la administración municipal.

El solo hecho de que el Ayuntamiento tenga ocho directores de Seguridad en cerca de dos años revela el grado crítico que presenta la ciudad.

Esa tarde el alcalde suplente Andrés Artemio Caballero López presentó a Gilberto Ávila García.

Se trata de un sujeto que fue policía municipal entre los años 2004 y 2005.
Es decir tiene 15 años sin actividad policiaca.

Se trata de un ex policía con un perfil bajo, muy bajo.

Un elemento que durante 15 años ha estado desconectado del medio policiaco de Tehuacán.

Se desconoce si tiene actualizada la aprobación de su examen de control de confianza.
Porque hasta el momento no la han presentado.

Tampoco se ha presentado la documentación rigurosa que debe tener todo jefe policiaco.

En ORBE hemos subrayado que ANTES del nombramiento ya debe tener toda su acreditación en regla, de lo contrario está fuera de la Ley Orgánica Municipal.

En el pasado hemos citado la norma jurídica y la volvemos a repetir:

ARTÍCULO 91.- SON FACULTADES Y OBLIGACIONES DE LOS PRESIDENTES MUNICIPALES…

Fracción VII.- Proponer al Ayuntamiento el nombramiento del titular o titulares de las ramas del cuerpo de seguridad pública municipal, PREVIA APROBACIÓN del examen, certificación y registro en el Centro de Control de Confianza correspondiente…

Hasta aquí la cita.

Es decir, si no tiene éstos requisitos el funcionario está fuera de la legalidad.

Tal y como fue el caso de Gabriel García González, a quien la gente nombró “El tormenta”.

Pero al margen de la Ley Orgánica Municipal se trata de un policía de bajo perfil, quien durante 15 años no ha tenido actividad en el oficio.

Se trata de otra ocurrencia del presidente suplente.

Es el tercer intento; como en el beisbol es el tercer “strike” de Andrés Artemio Caballero López quien sigue dando palos de ciego en materia de Seguridad Pública municipal.

Simplemente no tiene el conocimiento, ni la sensibilidad, ni los asesores para elegir a un jefe policiaco acorde con la grave situación que atraviesa Tehuacán.

Lo hemos dicho puntualmente y ahora lo repetimos: Andrés encabeza una gestión aún más desordenada, caótica e inestable que el periodo de Felipe Patjane.

Y si no presenta la documentación en regla de su nuevo jefe policiaco, no tardará en ser removido del cargo.

TEHUACÁN VISTO POR LOS MEDIOS NACIONALES.

Televisoras nacionales presentan en sus noticieros las facetas más lamentables de Tehuacán.

Hace semanas la nota de un hombre de la tercera edad que hace fila en un banco y se niega a guardar la “sana distancia”; tiempo después un miembro de la comunidad gay que es baleado en un ataque homofóbico y en días recientes el video de unos sujetos que abofetean a dos reos en el Cereso.

Los medios nacionales están dando una perspectiva realista y lamentable de todas las facetas del desgobierno que padece Tehuacán.

DELINCUENTES SI CONTROLAN EL CERESO DE TEHUACÁN.
PERO ES EQUIVOCADA LA VERSIÓN DE QUE “LAS BIGOTONAS” TENGAN EL MANDO.

Un video que se filtró a redes sociales puso al descubierto que uno de los jefes de banda de “Las Bigotonas” controlaba un área del penal de Tehuacán.

Repetimos: un área.

En las redes sociales el video comenzó a circular el sábado 29 de agosto.
Pero en unas horas cobró relevancia nacional.

La noche del martes primero de septiembre fue presentado en el noticiero de Azucena Uresti en Milenio Televisión y el miércoles 2 fue la segunda nota que destacó Denise Maerker en Televisa.

La crisis por la que atraviesa el Cereso de Tehuacán lleva años, pero se ha recrudecido.

Hoy se sabe que René N. alias “La Rana”, sobrino de “Las Bigotonas” imponía su ley en un área del reclusorio.

“La Rana” es sobrino político de quienes eran los jefes de la banda de “Las Bigotonas”: Gustavo Cruz Gallardo quien se encuentra en el penal de Ciudad Serdán y Fernando Flores Gallardo que espera sentencia en el penal de San Miguel en la ciudad de Puebla.

“La Rana” exigía pagos mensuales a los reos a cambio de no agredirlos, ni dañarlos.

Pero el referido hampón solo controlaba el área de ingreso al penal.
Y eso fue durante los meses recientes.

No debe olvidarse que las cabezas de la banda de “Las Bigotonas” apenas comenzaron a caer en 2019, porque esas fueron las indicaciones que se dieron desde el gobierno del estado.

Pero nunca antes habían sido tocados.

Como se observa en el video se trata de hampones que acaban de ingresar al penal.
Son delincuentes de poca monta, que eran sometidos a maltratos y agresiones para cobrarles una cuota.

Al cierre de esta entrega de ORBE podemos confirmar que “La Rana” se encuentra en el Hospital General El Riego por una peritonitis.

Pero en cuanto sea dado de alta será trasladado al penal de Tepexi de Rodríguez.

LOS LLAMADOS “PADRINOS”, DELINCUENTES DE ALTA PELIGROSIDAD SON LOS QUE CONTROLAN EL ÁREA DE “POBLACIÓN”.

Como apuntamos, “La Bigotona” controlaba el área de ingreso y eso solo fue por unos meses.

El verdadero autogobierno en el penal de Tehuacán se da en el área de “población” donde están los reos que ya purgan sentencias, es decir condenas definitivas.

Se trata de presidiarios con un alto nivel de peligrosidad.
Al interior del penal se les conoce como “Los Padrinos”.

Son convictos que purgan sentencias de décadas de prisión, por delitos como secuestro u homicidio

En realidad ellos son los que controlan la venta de drogas, de pastillas psicotrópicas, la protección a algunos reos e incluso la entrada de sexo servidoras al interior del penal.

Los llamados “Padrinos” se mueven en otro nivel.
Se asegura que tienen un acuerdo con los directores del centro penitenciario desde hace 15 años, por lo menos.

Este es un dato para que el lector pueda medir su peligrosidad; ojo con este dato:
Ni siquiera “Las Bigotonas” se meten con “Los Padrinos”.

Son delincuentes de una malevolencia mayor.

Ellos son el verdadero control en el área de “población” del Cereso de Tehuacán.

DESDE HACE SEMANAS FUNCIONARIOS DE SEGURIDAD PÚBLICA SUBESTIMARON EL REPORTE DE UNA FIESTA AL INTERIOR DEL RECLUSORIO.

FUE UNA ALERTA QUE NO ATENDIERON DEBIDAMENTE.

Cereso de Tehuacán.

Durante los primeros días de agosto se dio a conocer que se realizó una fiesta al interior del penal.

Concretamente fue la noche del viernes 31 de julio y madrugada del sábado primero de agosto cuando los mismos reos señalaron que se escuchaba música, carcajadas y gritos en una zona del área femenil del penal.

Versiones extraoficiales señalaron que fue Leoncio González, el expresidente municipal de San Miguel Eloxochitlán quien entró y realizó un festejo por el cumpleaños de su esposa Soledad quien se encuentra recluida.

Unas horas después la Secretaría de Seguridad Pública emitió un comunicado en el que “desmentía” dicho festejo y aseguraba contar con “testimonios” de reclusas.

Hoy queda claro que nunca se realizó una investigación real.

De haberse hecho se habría encontrado con el mando delincuencial que controla el penal.

Funcionarios de Seguridad Pública permitieron que el director del reclusorio José Alfredo Osrthron Gutiérrez les hiciera “cuentas alegres”, hasta que el conflicto estalló.

Ahora destituyen a Osrthron y envían a un personaje de bajo perfil que se llama Osvaldo Atanasio Cuautle Cielo, quien lleva años trabajando en reclusorios.

En 2011 Osvaldo fue sancionado por la Secretaria de Desarrollo Evaluación y Control de la Administración Pública, SEDECAP, por no aplicar el reglamento de sanciones de los Ceresos.

Se trata de un funcionario de bajo perfil, para controlar un penal con altos problemas.

Como hemos subrayado los problemas del Cereso van más allá de “Las Bigotonas”.
Hay reos que son mucho más peligrosos que la referida banda.

Las dificultades de Tehuacán no son un tema menor.

Nos leemos la próxima semana aquí en ORBE versión web.

Redacción: Orbe, Bufete de Comunicación.
findesemana99@gmail.com