Select Page

orbe 1833; sábado 2 de febrero de 2019 / EL DESASTRE DE LOS PLEBISCITOS Y LA FALTA DE RESPONSABILIDAD.

El domingo 27 de enero se llevaron a cabo los plebiscitos para elegir a los presidentes de las juntas auxiliares de Tehuacán. El municipio tiene 12 juntas auxiliares y una inspectoría.

1.- San Pedro Acoquiaco,
2.- San Lorenzo Teotilpilco,
3.- Santa María Coapan,
4.- San Nicolás Tetitzintla,
5.- San Diego Chalma,
6.- San Pablo Tepetzingo,
7.- Santa Cruz Acapa,
8.- San Marcos Necoxtla,
9.- Magdalena Cuayucatepec,
10.- San Cristóbal Tepeteopan.
11.- Santa Ana Teloxtoc,
12.- Santa Catarina Otzolotepec,
y la Inspectoría de San Vicente Ferrer.

Regidores de la Comisión de Plebiscitos.

Las crónicas de lo que sucedió en cinco juntas auxiliares fueron fielmente expuestas en las páginas independientes de las redes sociales.

Todo el desastre se debió a la inexperiencia y falta de conocimiento de los regidores miembros de la “Comisión de Plebiscitos”.

Los contendientes eran identificados por un color.
Pero las boletas venían mal impresas, los colores no correspondían, ni eran exactamente apegados.

La tinta indeleble era mínima.
Solo pusieron un poco de tinta en dos corcholatas, dos tapa-roscas de refresco.

En algunos lugares tardaron hasta dos horas en abrir los centros de votación.
En fin toda una desorganización, un caos, un desastre.

Repetimos debido a la inexperiencia y falta de conocimiento de los regidores que integran la llamada “Comisión de Plesbiscitos”.

Del otro lado de la esquina, en el otro frente político todos los partidos políticos y sus facciones tenían aspirantes inscritos.
Había panistas, manejados por Enriqueta Sánchez (evidentemente de parte de Eliseo Lezama).
Priistas, dentro de los tricolores había unos alvaristas; por supuesto también había algunos morenistas.
Y muchos independientes, personas que tienen ascendencia en sus comunidades y que decidieron participar.
Todo este mosaico de candidatos y sus huestes, sus tropas, estallaron en ira cuando vieron todas esas anomalías.

Se suspendieron los plebiscitos en San Pedro Acoquiaco donde estuvieron a punto de tirar las rejas del lugar donde estaba el centro de votación.
También cancelaron el proceso en San Diego Chalma y en San Lorenzo Teotipilco.

En San Nicolás Tetitzintla y en Magdalena Cuayucatepec grupos inconformes quemaron las boletas electorales.

En la población de Santa Ana Teloxtoc no recibieron a representantes municipales, por lo que la votación se canceló.

La realidad es que ese domingo 27 de enero, el municipio de Tehuacán estaba en la ingobernabilidad; literalmente fuera de control.

La policía no podía entrar en los centros de votación; solamente se limitaba a rodear las áreas conflictivas.
En medio de todo el desastre afortunadamente los regidores tuvieron la prudencia y la sensatez de no lanzar a la fuerza pública en contra de los grupos sociales.

Si eso hubiera ocurrido se habrían dado enfrentamientos de consecuencias incalculables.

VERSIONES DENTRO DE LA MISMA COMUNA INDICAN QUE ESE DOMINGO FELIPE PATJANE NO ESTABA EN LA CIUDAD.

Versiones que emanaron del mismo Ayuntamiento señalaron que ese día domingo 27, el edil Felipe Patjane Martínez no se encontraba en la ciudad, sino que había salido a un viaje personal.

La realidad es que nunca apareció de manera pública y todo indica que efectivamente no se encontraba en el municipio.

En días posteriores también Felipe estuvo saliendo porque está visitando varias embajadas en la Ciudad de México, esperando que participen en el próximo festival del mes de marzo.

Es decir nada más anda paseando, mientras aquí hay otros que se encargan de los negocios privados con dinero público.

LOS PLESBISCITOS SE REPETIRÁN EL DOMINGO 3 DE FEBRERO.

Frente a los hechos que desembocaron en la cancelación de los plebiscitos en 6 juntas auxiliares, se postergó el proceso hasta el domingo 3 de febrero.
La próxima semana aquí tendremos la crónica de los hechos.

LAS GRANDES PROMESAS DE FELIPE PATJANE.
ALGUNAS REALES, OTRAS FANTASIOSAS.

Portada 1833

El edil Felipe Patjane se ha convertido en un funcionario especializado en hacer promesas.
Promete todo lo posible y hasta lo imposible.

Felipe piensa que la gente es tonta, cree que puede engañar al pueblo vendiendo espejitos.
Pero la realidad es que sus números de aprobación y aceptación social están cayendo de forma dramática y muy grave.

Se está desplomando el capital social con el que ganó.

En esta Portada 1833 presentamos algunas de sus promesas y la realidad de los hechos.
Pero el edil simplemente no puede parar.
No se detiene a pensar y sigue haciendo promesas.
La gran mayoría de ellas completamente fantasiosas.

Éste es un listado de sus promesas hechas ya como edil en funciones:

1.- 43 unidades para la Policía Municipal.
Esta promesa es la ÚNICA que está a punto de cumplir.
Las unidades ya fueron adquiridas. En realidad se compraron 60 (sesenta) unidades, no sabemos a qué áreas serán destinadas las otras camionetas.

2.- Gestionar recursos para la construcción de la central de abastos.

3.- Gestionar recursos para la construcción de la central camionera.

4.- Gestionar recursos para la construcción del rastro municipal.

5.- Construcción de 4 plantas tratadoras de aguas negras.

La principal en San Diego Chalma con una inversión de 250 millones de pesos.
Y otras tres plantas tratadoras en Santa María Coapan, Santa Cruz Acapa y Magdalena Cuayucatepec.

6.- Alumbrado público. Contrato con una empresa privada para colocar 17,000 luminarias en el municipio.

7.- Planta tratadora de basura. Concesión a 20 años a “Alengo”, una empresa supuestamente alemana que convertirá la basura en combustible.

8.- Corredor gastronómico; un terreno en el centro de Tehuacán para reubicar a 150 vendedores ambulantes.

9.- En el marco de una visita al Polideportivo de La Huizachera en días pasadas Felipe declaró que habría una inversión de más de 400 millones de pesos para cuestiones deportivas.

Repetimos con letra: cuatrocientos millones para deportes.
Tal vez este señor piense hacer un estadio o 40 unidades deportivas. O tal vez NO pensó realmente lo que representa la cifra de 400 millones de pesos.

Simplemente algunas promesas están fuera de la realidad.

LOS ANALISTAS DE LA AUDITORÍA SUPERIOR DEL ESTADO DE PUEBLA (ASEP) ABREN UNA INVESTIGACIÓN SOBRE LAS COMPRAS QUE REALIZA EL AYUNTAMIENTO DE FELIPE PATJANE.
TENDRÁ GRAVES PROBLEMAS LEGALES.

Felipe Patjane

En años pasados la institución se llamaba Órgano de Fiscalización Superior del Estado (ORFIS), luego con la llegada del morenovallismo se convirtió en Auditoría Superior del Estado (ASE).
En semanas recientes agregaron Auditoría Superior del Estado de Puebla (ASEP).

Tienen decenas y decenas de especialistas en evaluación y revisión de cuentas públicas de los Ayuntamientos poblanos.

Los lectores de ORBE lo saben perfectamente.
En esta columna siempre hemos publicado información que se anticipa por semanas o incluso por meses a los hechos.
Aquí hemos revelado temas que luego de meses, el tiempo se encarga de confirmar.

Desde este momento podemos anticipar que Felipe Patjane Martínez tendrá enormes problemas jurídicos y legales por las corruptas anomalías que está cometiendo en las áreas de compras y adquisiciones.

Para mover todas esas comprar Felipe trajo a Tehuacán a un sujeto de llamado Francisco Covarrubias Pérez, que fue funcionario en el Ayuntamiento de Cholula.

Patjane creo otro cargo inventado que fue el de “Oficial Mayor” del Ayuntamiento y ahí colocó a Covarrubias, quien rápidamente se ha convertido en otro de los cerebros que mueven a Felipe a su antojo y capricho.

Desde ahí desde ese cargo de la “Oficialía Mayor” se manejan todas las compras y adquisiciones de la Comuna.

Solo que están incurriendo en actos completamente fuera de ley, en la ilegalidad absoluta.
Y sobre esto ya tienen información en el Gobierno del Estado de Puebla desde donde se giraron indicaciones para que la Auditoría Superior del Estado de Puebla (ASEP) para que comiencen a investigar las compras que ha hecho Patjane.

Al momento de la publicación de esta columna ORBE podemos adelantarle que las investigaciones ya iniciaron.

Tardarán algunas semanas en que personal de la Auditoría llegue a Tehuacán, pero cuando vengan ya tendrán la información electrónica que está en el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Esa área de las compras y adquisiciones será una profunda tragedia para Felipe y le acarreará problemas administrativos y legales.

Que conste que lo publicamos desde principios del mes de febrero de 2019.
Anótelo usted estimado lector.

COLUMNA CÚPULA NACIONAL
LA TERQUEDAD DE AMLO FRENTE A LA VORACIDAD TRANSEXENAL DE MONREAL.

López Obrador – Ricardo Monreal

De un estadista se deben recoger y escudriñar sus palabras. Y máxime de una figura como López Obrador quien imprime fuertes cargas emocionales a sus discursos e intervenciones.

No es un maniquí parlante como aquellos que solo leían en peroratas monótonas las palabras que otros les escribían.

AMLO traza personalmente sus discursos, pero de manera especial los siente, se apasiona con sus propias letras.

En el momento de expresarlos observa a la gente, mira sus reacciones y en ese instante improvisa, refuerza sus argumentos, les da un énfasis especial y logra sacudir aún más; tanto a sus seguidores como a sus detractores.

De las palabras del entonces aspirante debemos recordar la expresión que pronunció unas semanas antes de que iniciara el proceso electoral:
‘Quienes hoy se acercan a Morena con la intención de obtener candidaturas me ofenden’.

Y es que efectivamente mientras el priismo veía con lejanía y desdén la nominación de José Antonio Meade numerosas hordas tricolores se acercaron en carrera frenética al tabasqueño.
Por eso las primeras palabras para recibirlos fueron:
‘Quienes se acercan para buscar candidaturas me ofenden’.

Pese a ello, algunos de los oportunistas obtuvieron candidaturas gracias a sus padrinos, a esos intermediarios que ya habían logrado ubicarse en círculos cercanos a López Obrador.

En ese momento la carga emocional que el ‘Peje’ imprimía a sus palabras era la de un hombre verdaderamente ofendido, agraviado por el oportunismo abusivo y la trepadora voracidad, pero sobre todo por la ausencia de valores y principios sociales de aquellos utilitaristas.

El aspirante recibió a todos; sabía que era el momento de la inclusión y la apertura mayúsculas. Pero a cada quien lo clasificó y colocó en cajones diferentes.

Unos meses después cuando el candidato de Morena rompía todos los pronósticos y rebasaba sus propios números en las encuestas, se realizó el cierre de campaña.

AMLOFest 2018

Pero las dimensiones de la efervescencia social convirtieron un acto político en una fiesta popular. Así el evento fue llamado #AMLOFest.

El 27 de junio de 2018, en el escenario del Estadio Azteca participaron artistas como Belinda, Margarita ‘La diosa de la cumbia’, Eugenia León y Susana Harp.

Esa noche AMLO pronunció un discurso épico, que sólo la historia se encargará de dimensionar en su justa trascendencia.

Una frase fue contundente: ‘llegamos hasta aquí por la terquedad’.
El luchador definió así la tenacidad, la obstinación que lo llevó a participar por tercera ocasión en una contienda presidencial.

Quedó claro que esas son las características que Andrés Manuel considera y valora en alto.

Pero dentro de Morena, en otra esquina, hay quienes simplemente no se pueden despojar de hábitos priistas enquistados por años; aún mantienen la genética tricolor misma que llevan incubada hasta el tuétano.

Y es el caso en concreto de Ricardo Monreal Ávila, quien aspiró a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México y armó tremendo berrinche cuando las encuestas no lo favorecieron.

El zacatecano aceptó un escaño en el Senado, pero en secreto, en lo más profundo de su intimidad guarda ese resentimiento contra López Obrador.

Desde hace unos días Monreal inició una velada precampaña.
Hoy aspira a llegar a la presidencia de la República en el 2024, por supuesto montado sobre el caballo de Morena.

Pero el suspirante sabe que dentro del gabinete no tiene peso, ni cabida.
En la burbuja que dirige el partido tampoco constituye un factor de relevancia.

Por esta razón comenzó a tejer su propia organización, su facción, un ‘partido’ propio dentro de Morena.

Con la adhesión y respaldo de algunos senadores Ricardo Monreal busca constituir un ‘cártel de gobernadores’ que sean su estructura rumbo a la contienda presidencial de 2024.

Y ya comenzó a recorrer el país llevando de la mano a sus pequeños alfiles, a quienes pretende convertir en mandatarios estatales.

Ahí están Alejandro Armenta en Puebla, Ana Lilia Rivera en Tlaxcala, la morelense Lucía Meza Guzmán, el chiapaneco Eduardo Ramírez, así como Ovidio Peralta en Tabasco.

Todos ellos forman parte del círculo íntimo que Ricardo aspira a constituir como un cártel de ‘gobernadores monrealistas’.

La lealtad del zacatecano a Morena es más que cuestionable.

Durante el conflicto poselectoral poblano, el columnista Raymundo Riva Palacio publicó información que revelaba acuerdos bajo la mesa entre Monreal y el finado Rafael Moreno Valle.

Es decir desde los pasillos del Senado, un legislador morenista le estaba jugando las contras al presidente López Obrador.
Hoy su intentona de desafío es más evidente.

En estos momentos Puebla se encuentra en la antesala de un proceso electoral extraordinario.
A Miguel Barbosa algunos lo consideran congruente, otros lo ven antipático.

Pero se coincide en que representa la ‘terquedad’, la tenacidad y obstinación de las que habla AMLO.

Y fueron esas características las que lo llevaron a poner a sus adversarios electorales contra las cuerdas.
Y no solo a ellos, sino incluso a los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

En la otra banqueta está el expriista Alejandro Armenta Mier, hasta hace poco fiel operador y peón de Mario Marín Torres.
Por años su devoción estuvo entregada al ‘góber precioso’.

Armenta representa a esos que brincaron al cuarto para la una, solo para obtener una candidatura.

Pero en este momento también simboliza la voracidad de un senador zacatecano que quiere construir un ‘cártel de gobernadores’ y lo hace de la forma en que siempre se ha conducido: colérico, visceral, arrebatado.

Con la inocultable intención de pasar por encima de la jefatura de su propio partido, e incluso por encima de la voluntad de su líder, el presidente de la República.

Estamos ante dos formas antagónicas de ejercer el oficio político.
Entre aquellos que se conducen con la ‘terquedad’ y la congruencia propias de AMLO.
Y el otro frente, el que obedece a la voracidad del proyecto transexenal de Ricardo Monreal.

Redacción: Orbe, Bufete de Comunicación
findesemana99@gmail.com