Select Page

A UN AÑO DE LA NOCHE DOLOROSA, LA NOCHE QUE TEHUACÁN LLORO.

Fue la noche del sábado 6 de diciembre de 2014.
En FIN DE SEMANA le llamamos la noche dolorosa.
Esa noche el inolvidable Manolo Herrero Arandia y su esposa Cristina Carvajal Argudin regresaban de un festejo familiar en la Hacienda La Huerta.

Ellos nunca supieron, nunca se dieron cuenta de que durante varios días fueron vigilados, fueron observados minuciosamente. Esa noche, cuando salieron de La Huerta no fue la excepción. Todo el trayecto fueron seguidos. Los criminales tuvieron varios kilómetros de carretera desolada para cometer el crimen. Pero no lo hicieron en esos caminos oscuros de San Pablo Tepetzingo y San Diego Chalma.

Los sicarios esperaron hasta llegar a uno de los cruceros más transitados de Tehuacán. Sobre Independencia Poniente esquina con 10 sur – norte. Frente a uno de los supermercados más concurridos de la ciudad; a la hora de mayor tráfico.
Con esto los asesinos estaban enviando un mensaje: “Nadie esta a salvo, nadie esta seguro, en cualquier esquina le puede pasar a cualquiera”.
Cuando Manolo Herrero se detuvo en el semáforo dos gatilleros profesionales bajaron de sus vehículos y en perfecta sincronización dispararon contra el matrimonio Herrero Carvajal. El deceso fue instantáneo.
La noticia rápidamente circulo. Llamadas y mensajes se cruzaron por miles.

En pocos minutos Tehuacán entró en un shock, en una conmoción. Del asombro y el espanto Tehuacán pasó al dolor, a un profundo dolor.
La noche de ese 6 de diciembre de 2014 fue la noche que Tehuacán lloró.

Manolo Herrero Arandia fue sin duda alguna el mejor hombre que haya nacido en estas tierras tehuacaneras.
Desde jovencito siempre fue amable, gentil, cortés con todas las personas. Fue un alumno ejemplar. Ya como empresario fue un hombre pulcro, honorable y cabal. Siempre generoso y solidario. En todo momento siempre estuvo comprometido con las mejores causas de Tehuacán.
En todas estas facetas de su vida siempre tuvo el apoyo incondicional y permanente de su esposa Cristina Carvajal.

Esa noche el crimen arrebató la vida del mejor tehuacanero que hayamos conocido.
Ha pasado un año. Pero para nosotros es como si hubiera pasado el día de ayer. Para nosotros el dolor sigue siendo igual que esa noche. Y aún hoy, con dificultad podemos escribir estas líneas.
Mientras exista FIN DE SEMANA nosotros siempre recordaremos a la señora Cristina Carvajal Argudín y al inolvidable, entrañable Manolo Herrero Arandia.
Apreciado Manolo siempre te llevaremos en nuestro recuerdo.
Siempre.

LA HISTORIA DEL CHOQUE POLÍTICO, DEL LUCRO POLÍTICO QUE SE DIO DESPUÉS DEL CRIMEN.

Después del crimen se dieron una serie de consecuencias, de secuelas, principalmente políticas. Hasta el momento no se ha escrito, ni publicado sobre esta faceta, pero esto fue lo que ocurrió.
En primer lugar se desató una tormenta del más perverso y mezquino lucro político.
El Gobernador del estado de Rafael Moreno Valle utilizó el fatal suceso como un garrote político contra el Ayuntamiento que preside Ernestina Fernández Méndez.
Era la oportunidad del gobierno del estado de tirar, de destituir a un Ayuntamiento incómodo y desagradable al ejecutivo local.

Rafael Moreno Valle públicamente declaró que Manolo Herrera era su amigo y que por ende tenía un interés especial en que se resolviera ese caso. Pero además agregó que el crimen era parte de la responsabilidad del Ayuntamiento de Tehuacán por lo que consideraba que era el momento de tomar medidas radicales contra el Cabildo tehuacanero.

Textualmente afirmó: “Le he pedido al Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong que encontremos una forma de resolver la situación de Tehuacán”.

En su momento en ORBE lo dijimos.
Durante el trienio de Eliseo Lezama Prieto ocurrieron muchos asesinatos, crímenes atroces, secuestros, “levantones”, incontables robos a residencias y casa habitación. Pero durante esos tres años el gobernador Moreno Valle nunca dijo una sola palabra.
Jamás expresó un solo comentario.
Pero luego del crimen de Independencia Poniente si lo hizo. Y lo hizo solo a manera de garrote político.

En realidad el gobernador Moreno Valle esperaba que Osorio Chong le diera luz verde para que el Congreso del Estado dictara la “Desaparición de Poderes” en Tehuacán.
Es decir que todo el Cabildo quedara disuelto, destituido para así designar un Concejo Municipal.
Esa era la verdadera intención del Gobierno del Estado.
Utilizar los hechos lamentables como un pretexto, un lucro político, para desaparecer al Ayuntamiento de Ernestina Fernández.

El Secretario de Gobernación Osorio Chong fue enterado de los hechos y citó en sus oficinas de Bucareli a la alcaldesa Ernestina Fernández Méndez, quien evidentemente fue acompañada por su esposo Álvaro Alatriste Hidalgo y por un grupo de tres regidores.
Ahí, en el llamado “Antiguo Palacio de Cobián”, sede de la Secretaría de Gobernación, fue recibida la presidenta municipal de Tehuacán.
La señora habló de la mala, pésima relación con el Gobierno del Estado, de los constantes, frecuentes choques y roces entre los dos niveles de gobierno.
Durante cerca de 20 minutos el Secretario de Gobernación Osorio Chong escuchó atentamente a Ernestina Fernández Méndez.

Y luego con su calma habitual el titular de Gobernación: “Señora presidenta municipal, lo que usted me dice es algo que ya sabíamos… tenemos un pleno conocimiento de lo que ocurre en el estado de Puebla y en Tehuacán… Usted siga trabajando como lo ha venido haciendo y tenga la seguridad de que cuenta con el apoyo del Gobierno de la República”.
¿Qué le estaba diciendo Osorio Chong a Ernestina Fernández?
Que frente a la intención del gobernador Moreno Valle de destituir a su Ayuntamiento, la Secretaría de Gobernación la respaldaba.

Esta es la primera vez que se publica sobre ese encuentro.
Estos nos fue descrito minuciosamente por personas que estuvieron presentes en la reunión. Y posteriormente fue corroborado con funcionario del Gobierno del Estado que estaban muy molestos, muy irritados porque Osorio Chong había dado su respaldo a Ernestina Fernández Méndez.
Evidentemente el factor partidista tuvo un peso central.

Osorio Chong, alto funcionario de un gabinete priísta apoyó a una alcaldesa también priísta en contra de la embestida de un gobernador panista.
Debe quedar constancia que Osorio Chong nunca envió una partida especial de recursos financieros para Seguridad Pública; jamás ordenó la presencia de la Gendarmería Nacional; tampoco envió dos docenas de patrullas para Tehuacán.
Nada de eso.

Lo único que hizo fue contener el golpe de un gobernador panista contra una alcaldesa priísta.
La verdad histórica es que luego de la noche del 6 de diciembre de 2014 se desató una tormenta de lucro e intereses políticos. Medios de comunicación afines al gobierno del estado acusaron que el matrimonio Alatriste era igual que el matrimonio Abarca de Iguala, Guerrero. Era parte de la guerra desatada.
Pero la verdad es que el Ayuntamiento de Tehuacán tuvo el respaldo del Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong.
Y esta es la verdad histórica.

A UN AÑO DEL CRIMEN
¿CUÁL ES LA SITUACIÓN JURÍDICA EN TORNO AL DOBLE CRIMEN?
A UN AÑO DE LA NOCHE DOLOROSA SE HACE NECESARIO, OBLIGADO PREGUNTARSE
¿CUÁL ES LA SITUACIÓN JURÍDICA, EL STATUS JURÍDICO DE ESTOS HECHOS?

A un año de la noche dolorosa se hace necesario, obligado preguntarse ¿cuál es la situación jurídica, el status jurídico de estos hechos?
Y en realidad estamos como al día siguiente: nada. Absolutamente nada.
Lo único que se ha dicho sobre este caso fue declarado la mañana del martes 24 de marzo de 2015. Esta fue la versión de las autoridades estatales.

MARTES 24 DE MARZO DE 2015 / La mañana del martes 24 el titular de la Procuraduría General de Justicia del estado de Puebla Víctor Antonio Carrancá Bourget convocó a dos ruedas de prensa.
La primera rueda de prensa se realizó en la ciudad de Puebla, la segunda en Tehuacán.
En ambos encuentros con la prensa el funcionario aseguró que los asesinos del matrimonio Herrero Carvajal habían sido detenidos en una operación conjunta con la Procuraduría del estado de Guanajuato.

Debido a las nuevas normas del “Sistema Acusatorio Penal” la Procuraduría de Justicia nunca dio a conocer ni los nombres completos, ni las fotografías de los detenidos. Sólo se leyeron sus nombres de pila: “Erick, Alberto, Carlos, Valentín, Víctor y Guillermo Alejandro”.
Esa fue la primera y la única declaración de las supuestas investigaciones.
Han pasado casi 9 meses y la Procuraduría JAMÁS dio a conocer la situación de la Carpeta de Investigación.

Las preguntas que nunca se respondieron fueron las siguientes:
¿Cuáles eran los nombres completos de los supuestos, presuntos asesinos?
¿Fueron consignados ante un Juzgado Penal?
¿Por qué nunca se informó de la consignación?
¿Les fue dictado auto de formal prisión?
¿O en su defecto auto de libertad?
¿Por qué la Procuraduría de Justicia nunca volvió a hablar sobre el tema?
¿Por qué la dependencia nunca explicó el móvil, los motivos del doble asesinato?
Estas son las preguntas que no tienen respuesta.
Que jamás tuvieron respuesta.

LA OTRA FACETA DESPUÉS DEL CRIMEN: UNA FOTOGRAFÍA DE LA SOCIEDAD INDOLENTE DE TEHUACÁN.

Otra faceta que debe abordarse es la social; el factor de la actual sociedad tehuacanera.
El crimen que segó la vida del matrimonio Herrero Carvajal retrató a la actual sociedad tehuacanera de cuerpo entero.

Otra verdad histórica fue el silencio total, absoluto de los grupos representativos de la sociedad tehuacanera. Organizaciones camarales, sindicatos patronales, asociaciones civiles, clubes de servicio, todos, absolutamente todos guardaron un silencio sepulcral.
En otras épocas Tehuacán se hubiera levantado en un grito de exigencia.
Se habrían convocado a reuniones; se hubieran publicado desplegados en periódicos nacionales y convocado a protestas ciudadanas.
Pero en el actual Tehuacán (indolente y apático) todos los grupos representativos guardaron un silencio lastimoso.

Y lo mismo podemos decir de la clase política de Tehuacán. Casi todos los políticos locales: priístas, panistas, perredistas, morenistas permanecieron completamente callados.
Lo hemos dicho y el tiempo nos ha dado la razón; la única voz que se levantó fue la de María del Carmen García de la Cadena, entonces Diputada Federal.
La legisladora fue la única voz que se expresó frente al doble crimen. Subió a la tribuna de la Cámara de Diputados y presentó un punto de acuerdo para que la Procuraduría General de la República (PGR) atrajera el caso al fuero federal.

Es decir, Mari Carmen atinadamente consideró que la ejecución fue un hecho que rebasaba por mucho la capacidad de investigación de la Procuraduría de Puebla y que por ende, debería ser llevado por la PGR, una instancia federal del más alto nivel.
Desafortunadamente nadie, absolutamente nadie de los políticos secundó, apoyó la petición de Mari Carmen García de la Cadena.
Todos se mostraron indiferentes y pasivos frente a este hecho.

AFECTOS A LA MEZQUINDAD, A LA VILEZA Y LA BAJEZA ALGUNAS PERSONAS NO PERDIERON LA OPORTUNIDAD DE VENTILAR SU VENENO.

Desde el submundo, desde las cloacas algunas personas que son verdaderos rumorólogos infames no perdieron la oportunidad de soltar su veneno.
Se trata de la faceta denigrante, decadente e indigna de esta sociedad.
Son personas que en su mentalidad bruta, propia de aldeanos primitivos crean e inventan versiones infames y luego las difunden.
Esas personas ni aportan nada a Tehuacán, ni sirven a causa alguna, solo se dedican a esparcir veneno con la lengua. Son en realidad los engendros, los abortos de la población.
Algunas de esas personas se dieron a la tarea de divulgar que el crimen había sido por “asuntos pasionales”.
En ORBE solo los mencionamos porque son la parte que Tehuacán debe evitar; son la expresión degradada de la sociedad.