Select Page

El pasado sábado 22 de agosto se convocó a una marcha para exigir justicia por el secuestro y asesinato de la jovencita Isarve Cano Vargas (QEPD).
Como se recordará el crimen que segó la vida de Isarve conmocionó a la ciudad de Tehuacán.
Desde los primeros días posteriores al plagio trascendió, se supo que había ocurrido un secuestro.
Algunas personas irresponsables incluso se dieron a la tarea de difundirlo.


En ORBE guardamos un completo silencio, por la premisa ética de que cuando un secuestro está en transcurso nada se debe publicar.
Tuvimos la misma actitud ética cuando se supo del secuestro de Cecilia Doger Amador. Una noticia que se hizo viral a través de la aplicación Whats App, pero nosotros en FIN DE SEMANA y en nuestras cuentas en redes sociales jamás mencionamos el tema.

Esta es una regla básica de la ética periodística. Cualquier publicación irresponsable puede ser fatal. Cualquier nota informativa en prensa o en redes sociales puede poner en un grave peligro a la persona secuestrada.
En el momento en que los secuestradores se dan cuenta de que el crimen ya es del dominio de la opinión pública, por lógica  también saben que ya es del conocimiento de las autoridades y que por ende ya están sobre ellos.
Ante esta presión pueden cometer cualquier acción desesperada. Incluyendo la ejecución de la víctima.
Por esta razón un medio de comunicación serio o una cuenta en las redes sociales que tenga sentido de responsabilidad no debe dar a conocer sobre un secuestro en transcurso.
Una vez que el secuestro ha concluido, de una o de otra manera, la sociedad tiene derecho a estar informada.
Es lo que se llama el Derecho a la Información.

En el caso de Cecilia Doger Amador, la acción de la justicia terminó con el rescate de la víctima. Una vez que concluyó el secuestro entonces si publicamos los hechos.
En el caso del secuestro y homicidio de la jovencita Isarve Cano Vargas, durante 33 días fuimos dando seguimiento al caso, pero sin publicar una sola palabra.
En el momento en que se supo que se había encontrado el cuerpo de la joven, en ese momento el secuestro había concluido y entonces la una nota fue publicada para informar a la sociedad.

SÁBADO 22 DE AGOSTO DE 2015 / MARCHA CIUDADANA PARA EXIGIR JUSTICIA POR ESTE CRIMEN

Con tan solo dos o tres días de anticipación se convocó a una marcha por el secuestro y homicidio de Isarve Cano Vargas.
Esta marcha se convocó ante el hecho de que los presuntos secuestradores y homicidas de Isarve solicitaron un amparo en el que argumentan que fueron torturados para declarar los hechos.

Como el lector recordará los señalados por el secuestro y el homicidio son: Ángel de Jesús Carrasco López, Efraín Méndez Cabrera y Jairo Adán Gutiérrez Cabrera, de 21, 28 y 21 años de edad respectivamente.
De acuerdo al llamado “Sistema Acusatorio Penal”, queda sin efectos toda la declaración de un presunto delincuente que sea torturado.
El argumento de la “tortura” es el que están utilizando los abogados de estos presuntos responsables.  

UNA BREVE ANOTACIÓN SOBRE EL LLAMADO “SISTEMA ACUSATORIO PENAL”.-

Como el lector sabe, desde hace unos meses comenzó a aplicarse en todo el país, el llamado “Sistema Acusatorio Penal”, que es una profunda reforma penal en todo el país.
La aplicación de este sistema es una de las grandes acciones irresponsables del gobierno de Enrique Peña Nieto.
El “Sistema Acusatorio Penal”, viene a modificar todos los procesos penales, desde la detención de un delincuente a manos de la policía municipal, estatal o federal y posteriormente cómo lo ponen a disposición del Ministerio Público del Fuero Común o del Fuero Federal. Todo este proceso ahora se llama “cadena de custodia”.
Posteriormente la puesta a disposición de la Agencia del Ministerio Público, todo un protocolo de nuevos trámites y formas que deben llenarse para que un delincuente sea puesto ante un juez.
Una vez que el delincuente ha llegado al juzgado, entonces inicia un juicio oral, es decir, desaparece gran parte del papeleo que antes había en los juicios.
El “Sistema Acusatorio Penal” es un trámite tan complicado y engorroso que ni siquiera muchos abogados lo conocen.
En teoría se escucha muy bien, pero en la práctica es un enorme desastre, un gigantesco caos. Por la razón de que ni los policías, ni los agentes del ministerio público están capacitados sobre este nuevo “Sistema Acusatorio Penal”.

El domingo 23 de agosto, el diario nacional Reforma publicó el siguiente encabezado:
“Falta capacitar a casi 95% de agentes en el país.
Debilitan los policías los juicios orales”.

Para implementar el llamado “Sistema Acusatorio Penal” se debió dar un plazo de mínimo dos años para capacitar desde policías municipales, estatales, jueces de barandilla, agentes del Ministerio Publico, es decir toda la cadena de la justicia.
Pero no. Nada de eso se realizó.
Las corporaciones policiacas del país nunca fueron capacitadas y de un día para otro todo el sistema penal cambió. Por eso hoy es un desastre gigantesco, enorme.
Subrayamos es otra de las acciones irresponsables del gobierno de Enrique Peña Nieto.

VOLVEMOS AL TEMA DE LA MARCHA POR LA JUSTICIA PARA ISARVE.
“NO PUEDEN DAR UN AMPARO A CRIMINALES CONFESOS”.

La cita fue el sábado 22 a las 9 de la mañana en el supermercado que está en Independencia Poniente y 10 sur.
Al principio solo eran las familias Cano Mauleón y Vargas Carrillo, pero poco a poco fue reuniéndose un grupo numeroso de personas. Amistades, personas cercanas o solo ciudadanos que quisieron unirse a esa protesta.
Alrededor de las 10 de la mañana la marcha avanzó en completo silencio por Independencia Poniente y Oriente hasta llegar a la explanada de López Rayón.
Ahí solo hubo tres oradores: Pedro Cano Mauleón padre de Isarve, Hermelinda Vargas Carrillo tía de la víctima y un primo de la joven.
El mensaje central lo dio Hermelinda quien dijo: “No pueden dar un amparo a criminales confesos”.
También agregó: “Las autoridades encontraron a mi sobrina y hoy sabemos dónde esta, pero en los 33 días de búsqueda nos encontramos con muchas familias de Tehuacán, que no saben de sus parientes, que siguen desaparecidos”.
Esto es completamente cierto.
Hay familias tehuacaneras que nunca volvieron a saber de sus seres queridos.
Se trata de tragedias inenarrables.

LA ACTITUD Y EL PROCEDER DEL ÁNGEL CARRASCO LÓPEZ ES COMPRENSIBLE, RAZONABLE.

Esta marcha organizada por los familiares de Isarva Cano Vargas, es una respuesta, una reacción frente al activismo que ha desarrollado en semanas anteriores el contador público Ángel Carrasco Rivera, padre de Ángel de Jesús Carrasco López uno de los presuntos secuestradores.

Como es del conocimiento de la opinión pública, Ángel Carrasco ha hecho una intensa labor en favor de su hijo en mensajes privados en las redes sociales, además de realizar una marcha desde Tehuacán hasta las oficinas de la Procuraduría en la ciudad de Puebla.
Ahora Carrasco ha recurrido a un amparo para tratar de liberar a su hijo.
La actitud de Ángel Carrasco Rivera es comprensible y razonable.  Lo único que busca es defender a su hijo. Es lo que haría cualquier padre.

En esta columna ORBE no vamos a hacer leña del árbol caído. Pero si vamos a expresar nuestra opinión y postura.
Carrasco Rivera esta peleando porque sabe que a su hijo y a los otros dos presuntos secuestradores, lo más probable es que les dicten una sentencia de 70 años de prisión o incluso que les dicten pena vitalicia, que es el equivalente a cadena perpetua, como ya lo establece el Código Penal de Puebla.
Este asunto fue una terrible y desgarradora tragedia para la familia de Isarve Cano Vargas, una jovencita de 19 años, que tenía toda una Vida por delante.
Pero también es una tragedia para las familias de los presuntos secuestradores.

Repetimos en esta columna ORBE no vamos a hacer leña del árbol caído. Pero si vamos a expresar nuestra opinión editorial y vamos manifestar un público y completo apoyo a todas las acciones que realicen las familias Cano y Vargas.
La familia de Isarve Cano Vargas se había mantenido en un discreto silencio, en total discreción, pero ante el riesgo de que estos presuntos secuestradores salgan en libertad han levantado la voz y seguirán emprendiendo una serie de acciones para impedir una injusticia.

LA VERSIÓN DE QUE ÁNGEL CARRASCO LÓPEZ ESTUVO AMENAZADO POR EL CRIMEN ORGANIZADO NO TIENE SUSTENTO, NO ES CREÍBLE.

La versión que se ha hecho correr para defender a Ángel Carrasco López, presunto secuestrador, es que participó en los hechos obligado y amenazado por el crimen organizado.
Y que posteriormente a que Isarve Cano Vargas fuera privada de la vida, Carrasco siguió en silencio por las amenazas de supuestos delincuentes.
Repetimos, esta es la versión que se hizo correr. Pero lo cierto es que los hechos demuestran que carece de sustento, de firmeza.
Luego del secuestro de Isarve Cano Vargas, el joven Ángel Carrasco López siguió con su vida perfectamente normal. Sus amigos y conocidos dicen que lo veían “como si nada”.
Andaba por toda la ciudad tranquilamente, iba y venía sin temor, ni zozobra.
Quienes lo tenían agregado en la red social facebook aseguran que Carrasco López hacía publicaciones normales, imágenes de humor, chistes, pláticas con sus amigos.
Es decir, durante 33 días mostró que en su vida todo transcurría de manera normal.
Jamás mostró un atisbo, una señal, un indicio de que se sintiera amenazado.
Tampoco mostró que fuera “obligado” a secuestrar a una jovencita; en ningún momento se le vio atemorizado o amenazado por los criminales.
Lo cierto es que nunca pensaron que la policía ministerial pudiera descubrir el cuerpo de Isarve Cano Vargas.
Esta hipótesis de que Ángel Carrasco López fue obligado y amenazado para secuestrar a Isarve Cano Vargas, realmente no tiene sustento.
Simplemente no es creíble.

COLUMNA CÚPULA.
BELTRONES: EL ALFIL INCÓMODO PARA EL GRUPO ATLACOMULCO.

Tiene la astucia y la prudencia política como un tatuaje.
En tiempos pasados, en otras épocas, su padrino fue una pieza toral en el tablero del poder.
El sonorense abrevó de esa fuente legendaria de oficio y habilidad política.
El capitán Fernando Gutiérrez Barrios enseñó al joven Manlio Fabio Beltrones los pasadizos del poder, las puertas privadas del sistema político mexicano.
Hoy se considera uno de los pocos expertos que quedan en el arte de la inteligencia política y la recopilación de información estratégica.
El Grupo Atlacomulco lo mira con respeto, pero siempre a prudente distancia. Es un alfil que incomoda a las estructuras del poder mexiquense.
Recurren a él porque no tienen otra opción. Son doce gubernaturas las que se disputarán en 2016: Aguascalientes, Zacatecas, Sinaloa, Tlaxcala, Puebla, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo, Tamaulipas, Chihuahua, Veracruz y Durango. Simplemente no hay otro operador que pueda encarar un proceso de estas magnitudes y dimensiones. No hay otro.
La llamada “Triada de los Pinos”: Miguel Ángel Osorio Chong, Luis Videgaray Caso y Aurelio Nuño Mayer, sufrieron un trago amargo con la designación de Beltrones al frente del tricolor. Porque lo que esta en juego es la sucesión presidencial de 2018.
Está claro que el Grupo Atlacomulco solo lo quiere ver como un mero operador, como un solitario alfil; de la misma manera que Carlos Salinas de Gortari utilizó a don Fernando Gutiérrez Barrios en 1988 cuando lo nombró Secretario de Gobernación y luego lo sustituyó por el patético Patrocinio González Garrido y más tarde por Jorge Carpizo Mc Gregor.
Pero aquella sucesión de 1994 es minúscula en comparación a la que se aproxima en 2018. La situación del país es ahora mucho más caótica y catastrófica.

Hoy el gabinete de Enrique Peña Nieto está en una agonía política; el Secretario de Gobernación Osorio Chong esta rebasado por el crecimiento incontrolable del crimen organizado y por la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán que refleja la completa putrefacción de todo el aparato de Seguridad Nacional.
En otro escritorio el Secretario de Hacienda Luis Videgaray Caso es un ente incapaz e inerte frente al desplome abrupto del peso mexicano. Esta absolutamente impávido ante el espectáculo de un peso abatido.
En este contexto un nuevo secretario habrá de aparecer; Aurelio Nuño Mayer dejó la Jefatura de la Oficina de la Presidencia para incorporarse a una secretaría de Estado.
Quedó a cargo de la de Educación Pública que dejó Emilio Chuayffet Chemor.

Con esta jugada el presidente Peña Nieto cree que está colocando a su delfín en el juego sucesorio. Nada más alejado de la realidad. Nuño es un junior de la política, carece de oficio, de astucia y de la maldad que es requisito Sine qua non en el ejercicio del poder.
Es como un junior con zapatos Florsheim de piel de cocodrilo que entra a jugar futbol llanero en un terreno baldío de la delegación Iztapalapa. Simplemente lo van a despedazar. No importa que los convenios en publicidad oficial se vuelquen en su favor; la crisis de gobernabilidad en que está sumergido el gabinete terminará por arrastrarlo y hundirlo.

En este contexto llega Manlio Fabio al PRI de Insurgentes Norte. Es obvio que el presidente Peña Nieto no le va a permitir colocar a sus piezas claves como candidatos a gobernadores.
Si de las doce posiciones en juego en 2016, Beltrones logra colocar a tan solo nueve cartas de su baraja, con esto quedaría indiscutiblemente ubicado como el virtual candidato a la presidencia en 2018.
Nadie en el gabinete peñista tendría la fuerza para detenerlo.
Aquí el problema estriba en el equipo que está detrás del telón. Y ese es el verdadero Grupo Atlacomulco: los tíos Alfredo del Mazo González, Arturo Montiel Rojas y en menor medida Arturo Peña del Mazo, quienes harán todo lo posible por detener el ascenso de Manlio Fabio.
La biografía de estos políticos mexiquenses refleja que han sido extremadamente mediocres, que jamás han tenido el oficio o el talento del sonorense; por eso lo miran con recelo y desconfianza.
Carlos Salinas de Gortari y los tres tíos de Peña Nieto han mostrado que son los grandes titiriteros. Sí, esos mismos que han llevado al país a un desastre mayúsculo.
Y que harán todo lo posible para dejar a uno de sus incondicionales, aunque la medida los arrastre al barranco más profundo.

Redacción ORBE, Bufete de Comunicación.
findesemana99@gmail.com