Select Page

Ing. Cándido Fco. Xúchitl Pérez

Ante la  inquietud que algunos ex condiscípulos del glorioso Centro Escolar  Pdte. Venustiano Carranza, (Por la cultura de México), me han manifestado sobre  el curso de la Historia que como Tehuacaneros hemos venido plasmando.

Es necesario que detengamos un instante o más  nuestra individualista existencia, para tratar de observarnos como comunidad.

Para ello creo que debemos de partir de elaborar un DIAGNOSTICO del estado que guarda  la  casa de todos: nuestra otrora hermosa y cálida , hospitalaria y segura ; tranquila y saludable  CIUDAD DE TEHUACÁN. Considerada como el primer Centro hidromineral de América; Cuna del Maíz y región de gran riqueza  pluricultural.

Con esa consciencia y valoración de lo nuestro, más el compromiso que algunos (Dios quiera que muchos) sintamos por nuestro futuro político, económico y social que heredaremos a las generaciones venideras. Definitivamente estoy seguro que podemos dignificar nuestra vida ciudadana  de participación.

Que dicho  sea  de paso,  ha dejado mucho que desear.

De ahí que Tehuacán acuse un estancamiento y retroceso que cada vez empeora y nos presenta como vecinos  insensibles e indolentes  que  no les  importa  ni la modernidad, ni el progreso. Que  paga impuestos  y no le interesa saber en qué se gastan. Que no quiere salir de su zona de confort, sea  viviendo  de la explotación y la tranza  o de las  miserias que el sistema les  tira al piso.

Fuera de hacer comentarios mordaces  o quejarse amargamente por lo que nos ha pasado, nos acaba de pasar y nos seguirá pasando. Los oriundos  y/o avecindados de  éste bello lugar no hacemos otra cosa que valga la pena.

Al parecer le estamos dejando la peor basura de nuestro paso por la vida a los que vendrán. Como si fueran nuestros enemigos en  vez de nuestra familia.

Para muchos es  aberrante  la próxima administración municipal; pero dígame cual no la ha sido y sobre todo confiese  cual ha sido su participación para que las cosas  mejoren. Es precisamente la abulia  e inconsciencia de los habitantes de cualquier comunidad,  el gran tesoro de quienes acomodan las cosas en Tehuacán y en todas  partes del mundo, para facilitar el saqueo y desvalijamiento  de los activos.

Estamos tocando fondo como ciudadanos  y sobre todo como contribuyentes.

¿Qué vamos a hacer? me preguntan muchos. Tenemos  dos caminos: mantener la misma cínica  actitud de siempre y ya dejar de quejarnos por NO  haber sabido defender a Tehuacán de sus Monstruos o emprender acciones que nos trasciendan.

Aquellas que nos dignifiquen y hagan la diferencia. Para ello es preciso  ocuparse en vez de preocuparse. Dejar de hablar y actuar, ceder un poco de su tiempo para beneficio de su descendencia. Conformar un grupo colegiado de expertos  conocedores del quehacer municipal, académicos, investigadores y técnicos en materia de vigilancia y auditoría de los recursos de todos.

Con el objetivo primordial  de aportar a la transparencia, a  los planes de desarrollo, al mejoramiento continuo de los procedimientos, al logro de la estadía que todos soñamos, al ordenamiento que nos está  urgiendo. Políticas de Gobernanza (alianza gobierno-sociedad)  que nos unan  y generen una  sinergia de participación.

De ésta manera estaremos “ matando varios pájaros de una pedrada”; por una  parte impediríamos que se sigan robando los recursos de todos, que se siga tratando a nuestra ciudad como basurero de todo tipo, que se siga arruinando el medio ambiente en aras del enriquecimiento, que se enquiste para siempre la sub-cultura : limosnas por votos electorales. Y de paso empezaríamos  a inculcar la participación humana  en cualquier situación que nos  afecte, personal,  Familiar o comunalmente.

Propongo un organismo de la sociedad civil comprometida, que ayude a  ver lo que otros no ven o no quieren ver.  Que mantenga  informado permanentemente a los contribuyentes cómo y en qué se están gastando su dinero; previa aprobación del PLAN MUNICIPAL DE DESARROLLO, documento que debe ser elaborado conjuntamente.

Un OBSERVATORIO CIUDADANO  como asociación civil que cambie la historia de ésta lugar y siente un precedente para  las generaciones futuras.

En suma un comité técnico auditor que funcione para los ciudadanos y no para los poderosos- mafiosos del estado ó del municipio, llámense como se llamen.