Select Page

Municipios / Ajalpan / Sergio Sandoval calla ante los intentos de su hermano Raúl de robarse un terreno.

Lo que sucede en el municipio de Ajalpan es la demostración de la incapacidad de un Ayuntamiento.

Sergio Sandoval Paniagua llegó a la presidencia por un mero accidente.

Las condiciones lo colocaron ahí.

Pero nunca estuvo preparado, ni capacitado para ocupar ese cargo.

Una vez hecho candidato el verdaderp operador electoral fue Ignacio “Nacho” Salvador, quien desde algún lugar de la Sierra Negra lo fue conduciendo y manejando.

Sergio fue un alcalde “nachista” al servicio del criminal de la Sierra Negra que todavía anda prófugo.

Hoy en el bajo mundo del hampa se asegura que Nacho está muy molesto con Sergio Sandoval y que su relación se ha fracturado.

Una vez en la alcaldía Sandoval Paniagua ha demostrado que es el presidente municipal más débil en la historia reciente de Ajalpan.

No tiene carácter, no tiene proyectos, ni tiene un plan de gobierno.

Pero sobre todo es un alcalde inerte ante la delincuencia que día a día crece en Ajalpan.

Se debe reconocer que los grupos delictivos que llegan a ese municipio son de Altepexi que es el epicentro criminal de toda la región.

Pero Sergio Sandoval Paniagua no mueve un dedo para detener la ola de narcomenudeo que está envenenando a la juventud.

Son cientos y cientos de jóvenes ajalpenses los que están cayendo en las garras de las drogas, sobre todo el “cristal” que se está vendiendo en varios lugares de la cabecera municipal.

Pero la Policía Municipal de Sandoval no detiene a un solo narcomenudista y solo arremete contra ciudadanos inocentes.

En los meses de gestión de Sergio han ocurrido los peores crímenes y ejecuciones que antes no se veían en una población tranquila como era Ajalpan.

Y esto es una prueba más de su incapacidad para gobernar.

En política la incapacidad va de la mano de la corrupción y Ajalpan no es la excepción.

En días recientes vecinos reportaron que Raúl Sandoval Paniagua, hermano del edil, pretendía robarse un terreno con documentos falsos.

Raúl se presentó en un predio que se ubica en calle Ignacio Zaragoza esquina con Hidalgo, a tan solo tres cuadras del palacio municipal.

Ese terreno tiene poco más de 60 metros de fondo y era propiedad de la señora Ángeles de Aquino Venancio, ya fallecida.

Toda vez que no aparecen descendientes de la difunta señora, ahora el voraz y ambicioso Raúl Sandoval Paniagua pretende apropiarse del predio con base a documentos falsos.

En su intento Raúl fue apoyado por elementos de la Policía Municipal de Ajalpan.

Pero el hermano incómodo no contaba con la reacción de los pobladores que de inmediato se organizaron para impedir que Sandoval tomara posesión del terreno.

Solo la voluntad del pueblo pudo impedir que se cometiera un cínico robo.

Pero ya vieron cómo se conduce ésta casta de corruptos.

Los pobladores de Ajalpan deben estar muy atentos para evitar que Raúl pretenda hacer lo mismo en otros lugares y juntas auxiliares.

En FIN DE SEMANA también estaremos atentos.

Este es el terreno que Raúl Sandoval pretende robarse.

Redacción: Orbe, Bufete de Comunicación.
findesemana99@gmail.com