Select Page

Colectivo Efecto Mariposa.

Educa a tu hijo para ser pleno, no para hacerte feliz.

Como madres y padres estamos preocupados por un desenvolvimiento feliz de nuestros hijos.

Muchas ocasiones bajo nuestras experiencias tratamos de evitarles sufrimientos que creemos innecesarios, o que tomen las decisiones que pensamos lo pueden llevar a un acto del cual no puedan salir.

Pero en algún momento nos hemos puesto a pensar que debido a estas experiencias, decisiones y acciones que tomamos, hemos generado la personalidad que ahora tenemos de la cual muchas veces nos sentimos agradecidos u orgullosos.

El termino de castración se ocupa coloquialmente para definir que una persona no tiene testículos, pero en términos psicoanalíticos se refiere a que una persona ha dejado de lado su autonomía, volviéndose una persona insegura y totalmente dependiente.

Y esto se debe a que estamos envueltos en un sistema familiar en el cual nos descalifican las decisiones que hemos tomado, así como también no han dejado a sus hijos tomar decisiones simples.

En algunos ejemplos que les puedo escribir son; que en la vestimenta de nuestros hijos siempre se las elegimos y en dado caso que ellos se sientan a gusto con alguna ropa, les decimos que parecen fotografía, o que se ven mal; esto hace pensar a nuestro hijo que sus elecciones no son las correctas.

Estas acciones van aumentando conforme vamos creciendo o van creciendo nuestros hijos. Cuando mamá o papá descalifican sus decisiones como la elección de amigos, gusto por alguna música o la manera de realizar la tarea.

Tenemos que estar conscientes que nosotros a lo largo de nuestra historia de crecimiento hemos tenido experiencias en las cuales hemos formado una percepción del mundo.

Pero eso no significa que estamos en lo correcto, ya que nuestras habilidades y capacidades son diferentes a las de otras personas.

Cuando somos niños estamos creando estas experiencias apenas en las cuales tendremos que descubrir cuáles son nuestras capacidades y virtudes.

Tendremos que descubrir cómo es más fácil realizar las actividades, aunque en algunas de estas veces se exista frustración.

A los niños tendremos que apoyarles diciéndoles que ellos pueden que no desesperen, a diferencia de descalificarlos y decirles que se apuren y que no lloren, o que están mal y querer que lo haga a nuestra manera.

Cuando nosotros queremos que nuestros hijos o hijas, hagan las cosas a nuestra manera no estamos tratando de evitar el sufrimiento, lo que realmente estamos tratando es de sanar nuestro niño o niña interior, evitando volver a revivir esa experiencia a través de ellos.

Es por eso que es importante que dejemos a nuestros hijos tomar sus decisiones evitando quitarle su autonomía, dejándoles crear su personalidad a base de experiencias, estando en supervisión, no estando encima de ellos, porque entonces generaremos jóvenes fáciles de guiar, inseguros que necesitara a su mamá o papá para poder tomar decisiones.

Y si ustedes no están cerca él o ella se sentirán frustrados al no tener autonomía para poder tomar las decisiones más adecuados para ellos.

Aceptemos a nuestros hijos e hijas por lo que son.

Todos hemos conocido un amigo o amiga la cual se siente insegura y busca siempre la aprobación para poder realizar actos y esto se ha dado porque en su educación le enseñaron a obedecer, y no a tener un pensamiento crítico y analítico.

Por ello es importante que aceptemos a nuestros hijos e hijas por lo que son.

Psic. Carlos López Méndez. Colectivo Efecto Mariposa.

2Da de Daniel González 509 colonia centro. Teléfono 2381174305.