Select Page

Las Patronas: las humanistas detrás de una cazuela de frijoles.
Por: Fin de Semana, El Semanario de Tehuacán.

“El exiliado mira hacia el pasado, lamiéndose las heridas;
el migrante mira hacia el futuro,
dispuesto a aprovechar las oportunidades a su alcance.”
Isabel Allende.

Tehuacán, Puebla, martes 18 de junio de 2019 / La comunidad se llama La Patrona, se ubica en el municipio de Amatlán de los Reyes, muy cerca de Córdoba, Veracruz.
La historia comenzó el año de 1995 cuando las hermanas Romero Vázquez caminaban cerca de la línea ferroviaria cargando cajas de leche y comida cuando pasó el tren y escucharon a los migrantes clamando por un alimento.
En ese momento les arrojaron lo que llevaban consigo.
A partir de entonces comenzaron a reunirse, a organizarse con otras mujeres de la comunidad con la finalidad de llevarle un poco de alimento a los centroamericanos que pasan a bordo de “La Bestia” el legendario ferrocarril que los migrantes utilizan en su busca del sueño americano.
En una cazuela preparaban arroz y en otra frijoles, también hacen tortillas. Los alimentos los metían en bolsas de plástico para que cuando pasara el tren pudieran darles esas bolsas con un poco de comida a aquellos hombres que salen de sus países.
El tren no detiene su marcha, han logrado que los maquinistas aminoren, reduzcan la velocidad y así de mano a mano, en una fracción de segundo pueden darle una bolsa con comida a esos migrantes.

Precisamente por la comunidad llamada La Patrona éstas mujeres comenzaron a ser conocidas como Las Patronas.
El apoyo a los migrantes es una actividad que divide a la opinión pública mexicana.
Mientras algunos sectores están convencidos de que se trata de un acto humanitario y generoso, hay otros grupos sociales que repudian a los centroamericanos y que los rechazan, tanto con palabras como con acciones.
Empero la labor humanitaria de Las Patronas ha logrado un reconocimiento internacional y han sido invitadas a exponer su actividad en foros de otros países. Su grupo se ha presentado en España; en Colombia; en la Universidad de Oxford, Inglaterra; en la Universidad Pontificia de Roma y en Harvard.
En el año 2013 Norma Romero Vázquez recibió el Premio Nacional de los Derechos Humanos que otorga la CNDH por su labor en defensa de las personas migrantes.

LAS PATRONAS EN TEHUACÁN.

El Padre Tacho junto a la imagen de Monseñor Óscar Arnulfo Romero.

El martes 18 de junio estuvo en Tehuacán Norma Romero, fundadora del grupo de Las Patronas, acompañada por su sobrina Karina Aguilar que es otra de las activistas.
Fueron invitadas por el Presbítero Anastasio Hidalgo Miramón, el Padre Tacho, que dirige el “Colectivo Monseñor Oscar Arnulfo Romero” y es párroco de la Iglesia La Preciosa Sangre de Cristo, ubicada en la colonia Zaragoza.
Las Patronas también ofrecieron una plática en el Campus Regional de la BUAP y otra en el Colegio Sor Juana Inés de la Cruz.
En conversación con los medios de comunicación Norma Romero, lideresa de Las Patronas aseveró: “Realizamos un acompañamiento de amor, del amor de Dios hacia sus hijos, estas personas que necesitan y vemos que con un poquito cambiamos la vida de las personas”.
Agregó que su labor no solo se enfoca a migrantes, sino que también apoyan a personas de su comunidad.

AL PRINCIPIO EL FLUJO MIGRATORIO ERA DE HOMBRES ADULTOS, PERO ESO HA CAMBIADO.

Las Patronas en rueda de prensa en la Parroquia La Preciosa Sangre de Cristo.

Norma Romero fundadora de Las Patronas señala que en el año 2008 el flujo migratorio era principalmente de hombres adultos, pero que eso fue cambiando.
Posteriormente comenzaron a ver a mujeres, principalmente jóvenes; luego fueron niños y adolescentes. Y en años recientes han visto el transitar de adultos mayores, ancianos que están utilizando el tren para llegar a los Estados Unidos.
La activista señala que tiene información de que anteriormente los centroamericanos pagaban 8 mil dólares a los “polleros” para ser llevados hasta la frontera norte, pero que en fechas recientes pagan hasta 10 mil 500 dólares.
También apuntó que el flujo migratorio ha descendido. En 2010 calculaban un promedio de mil personas que cada día atravesaban por su región.
En 2014 eran de 400 a 500 personas. Actualmente solamente son 300 personas y hay días en que solo ven 4 o 5 personas a bordo del tren.
Señala que una de las estrategias que utilizan es la enviarle de comer al maquinista del tren, para que de esta forma aminore la velocidad, porque en ocasiones les tocó presenciar la caída de migrantes del ferrocarril.
Señalan que en la población de Tierra Blanca, Veracruz tienen una amiga, María de los Ángeles quien les dice “El tren lleva como 200 personas” y de esta manera ellas ya saben qué cantidad de comida preparar.

LOS LÍDERES CATÓLICOS DE ESA COMUNIDAD NO APOYAN EL MOVIMIENTO HUMANITARIO.

Cuestionada sobre el posible apoyo de los líderes católicos de su región Romero señala que tienen muchos problemas con el sacerdote de su comunidad y que el Obispo de esa Diócesis no ha tenido la voluntad de acercarse.
Añadió que para ellas “es importante el acompañamiento porque como mujeres nos tambaleamos, sentimos feo”.
Apuntó que sacerdotes y obispos de otras regiones se han acercado a su organización, pero no así las autoridades eclesiásticas de su región.

FUERTES CRÍTICAS SOBRE LA GESTIÓN DE LÓPEZ OBRADOR.

Norma Romero, fundadora de Las Patronas, fustigó acremente la gestión del presidente López Obrador cuando señaló: “Es mentira que vayan a darle trabajo a los migrantes. Esa es una forma de meter más odio hacia los migrantes. Cómo les van a dar trabajo, si nosotros como mexicanos no tenemos trabajo. Si para mí no es fácil como mexicano, para ellos menos”.
Más adelante sobre la presión del gobierno de Trump fue tajante: “Antes se decía que Peña Nieto era un muñeco de Trump y esto sigue siendo lo mismo; están siendo títeres de este señor. Podría presionar a los gobiernos de esos países (centroamericanos), pero no lo hacen. Es plan con maña, y siguen utilizando a México para su política”.
La reunión concluyó cuando uno de los auxiliares del Padre Tacho le dijo: “Nos están hablando de la Universidad, el auditorio ya está lleno, los jóvenes están esperando”.
En ese momento Las Patronas salieron para seguir difundiendo su labor.
Esa labor tantas veces aclamada por muchos y otras tantas repudiada por otros.

Redacción: Orbe, Bufete de Comunicación.
findesemana99@gmail.com