Select Page

Dr. Antonio Peralta Sánchez.

Al empezar los primeros meses del año, se genera casi como por magia la intención de modificar, cambiar o darle un nuevo sentido a la vida. Se trata pues, no solo de un nuevo ciclo como muchos que inician, sino un nuevo panorama que suele invitar a alinear bien las baterías, a encausar la barca por nuevos mares y porqué no a intentar ahora si ser felices.

Pasa con frecuencia como a los políticos de siempre: “prometo que hoy va a ser diferente”, “Les juro por mi madre que no habrá corrupción”, y cuantas veces inclusive con lagrimas en ojos, rematan “Y sino que el pueblo me lo demande”.

Uno de los propósitos de siempre es: “BAJAR DE PESO”.

Intensión que suele esfumarse tan pronto como cuando se toma un puñado de agua entre las manos, y muy rápido se esfuma casi sin darnos cuenta. Total ya vendrá otro año

¿REALMENTE QUIERES BAJAR DE PESO?

El darte cuenta que cada vez hay más cosas que se te dificultan, que no puedes abrocharte los zapatos, que para “pasarla bien” has decidido hacer chiste de tu sobrepeso, o que al comprarte ropa buscas cuando menos gente haya para pedir las tallas más grandes, todo esto te ha provocado tristeza?

Bien entonces tu debes seguir leyendo.

LAS SIETE REGLAS DE ORO PARA BAJAR DE PESO. ¡¡¡GARANTIZADO¡¡¡

1.- CONVICCIÓN.

Si no estás convencid@ de que ahora si quieres bajar de peso es mejor que ni sigas leyendo, es perder tiempo y esfuerzo, ve y mejor busca algo que comer en el refri..

Ahora, si deseas continuar toma en cuenta lo siguiente:

-El infarto al corazón es 4 veces más frecuente en la gente obesa que en la que tiene peso normal;

-La obesidad se asocia tres veces más al cáncer de endometrio, lastima totalmente a los huesos por el sobrepeso que debe sostener; son más frecuentes las infecciones vaginales y los problemas de hongos son mayores en las zonas de humedad: ingles, axilas etc.

En otras palabras las primeras razones para CONVENCERTE son de salud, de tu vida misma, de tu felicidad que puede estar mermada al irse convirtiendo en un vía crucis que todos los días caminas.

TEN LA CONVICCION TOTAL DE QUE AHORA SI QUIERES BAJAR DE PESO.

2.-EJERCICIO.

La televisión se ha encargado de pregonar que se puede bajar de peso desde la comodidad de su cama, comiendo y viendo, comiendo y riendo, comiendo y durmiendo.

MENTIRA..Hace falta hacer ejercicio, moverse y que esto sea un real compromiso, o mejor dicho una PALABRA DE HONORA.

No se trata de que te vuelvas corredor profesional, bastará con 20-30 minutos cada día, cada amanecer o cada anochecer donde muevas tu cuerpo ya sea caminando, trotando, o ejercicios ahora sí en la “comodidad de tu hogar” pero que no pase un día sin que sientas que tu cuerpo vibra, suda y se mueve. La actividad sexual sería un excelente agregado a este ejercicio, pero no un substituto.

3.-DIETA.

No pretendo dibujarte la dieta de la luna, de los planetas, de las grasas, de los carbohidratos o de los marcianos. No, solo te propongo que realmente ajuste tu alimentación con una REAL convicción y que se convierta en una nueva forma de vida.

-Suspender el pan.

-comer la mitad de tortillas que ayer comiste.

-comer carnes rojas una vez a la semana.

-comer diariamente algo de verduras.

-almorzar muy bien.

-comer bien.

-cenar poco. El dormirse con hambre es bueno.

-tomar por lo menos 6 vasos con agua durante el día. (no importa que orines muchas veces)

4.-SUSPENDER EL REFRESO.

Creo que para esta regla no hacen falta explicaciones.

5.-NO COMER NADA ENTRE COMIDAS.

Suele ser un engaño fatal para aquel que inicia una nueva actitud para bajar de peso, el creer que como se come poco no engorda.

6.-DARTE UN RECREO UNA VEZ A LA SEMANA.

Es sano darse la oportunidad una vez a la semana para comer un poco más de lo habitual, pero recuerda solo se hace como un premio cuando se ha cumplido cabalmente.

7.-UNA ACTITUD POSITIVA A LA VIDA.

Sin lugar a dudas esta regla bien puede ser la más importante. Muchas veces vivimos los días por una inercia que a veces ni entendemos, nos dejamos llevar por la vorágine de lo cotidiano sin ver hacía adelante.

Plantéate  metas, a corto, mediano y largo plazo. Imagínate como te verías con 5, 10, 15 ó 20 kilogramos menos, y en base a eso, a esa imagen corporal trabaja con ahínco todos los días, debes estar segur@ que inexorablemente cada día te acercarás a la meta.

Se positivo con los hechos de la vida, no sigas viviendo con el pesimismo de siempre, deja de tenerte lástima, deja de ser el simpático porque crees que tu obesidad da para eso, y entiende que el ser positivo y tener metas claras te acera día a día al éxito que tú quieres.

¡¿ESTÁS LIST@?

F E L I C I D A D E S .

HOY ES EL MEJOR DÍA DE TU VIDA.

Recuerda que para lograr una meta se requiere: 82% DE ACTITUD Y SOLO EL 18% DE APTITUD.

UN ABRAZO SINCERO AL TRIUNFADOR QUE TENGO ENFRENTE.

¡ QUE LA VIDA TE SEA LEVE¡