Select Page

Lo saludo con el agradecimiento por detener su marcha por unos momentos y leer mis reflexiones. Sé que los días se hacen pequeños y la fecha inexorable del primero de Julio ya está a la vuelta, no ignoro que su agenda está repleta y que aun con su dedicación denodada, posiblemente no le dé tiempo para saludar de mano a cada parroquiano, estrechar en sus brazos a todas las abuelitas, o cargar a todos los niños; no se preocupe, los ciudadanos conocemos sus finas intenciones.

Debo decirle que su participación abona en la escalada por una democracia más perfecta, más cercana a la gente, y no como afirmó Mario Vargas Llosa –premio nobel de Literatura- en 1990, al decir que México vivía una “dictadura perfecta”; nada más lejos de la verdad, porque usted candidato emergido del pueblo hace valer los sentimientos más puros de la nación.

Estoy seguro que en su mente bailotean los documentos básicos de su partido político, la declaración de principios y la doctrina que casi sabe de memoria, porque sería deleznable que traicionando esta convicción hasta filosófica, estuviera compitiendo con la bandera de otro partido con ideas a veces opuestas a las suyas. Disculpe esta digresión que le puede ofender, sé que estoy exagerando.

En los tiempos de contienda política surgen voces callejeras que sin medir las consecuencias lanzan aseveraciones por demás apócrifas, dudando de su honorabilidad y de su esfuerzo. Estoy cierto de que cuando se afirma que posee diversas propiedades, que al sumarlas dan capitales inimaginables, son calumnias porque de lo contrario sería una afrenta el siquiera imaginar que fueron obtenidas de modos y maneras dudosos.

Me ha llamado la atención, y mucho de esta carta estriba en ello, el que no cuente con un diagnóstico exacto del municipio o distrito que pretende representar, porque sin ello es imposible estar hablando de propuestas, ejes de trabajo y acciones que con frecuencia parecen ocurrencias o –usted disculpe- verdadera ignorancia.

Tecutli Gómez Villalobos candidato a la presidencia municipal de Lagos de Moreno Jalisco, a una pregunta concreta de qué haría por la comunidad LGBTTQ respondió sin ambages: “Nosotros hicimos ayer un compromiso con varias comunidades de Lagos de Moreno, de que va a haber nuevos módulos de maquinaria, hoy los que tiene la ciudad están inservibles”, o una candidata de Sinaloa al congreso de la Unión pretende como objetivo fundamental luchar porque la cerveza sea más barata, en fin ocurrencia, ¿está de acuerdo candidato?

Imagino que los gastos de su campaña se ajustan con cabalidad a lo que el INE marca, porque desde esta perspectiva ya está diseñando su imagen, que pienso es diáfana, límpida y siempre abierta al escrutinio ciudadano.

Porque para su conocimiento carísimo Candidato, hay algunos que gastan dinero de dudoso origen, que después tendrán que pagar con creces. ¡No es su caso¡

Aprovechando que sigue leyendo Candidato, le pido seguramente a nombre de muchos ciudadanos, que al concluir la contienda sepa brillar con grandeza: si es el triunfador cumplir con la palabra, recorrer los caminos de su demarcación con austeridad y con la vista puesta en los objetivos que ofreció; no imagino que ya cruce en su mente cómo obtener bienes o dinero recurriendo a esa frase socarrona: “no me des, ponme donde hay” porque su reputación se haría añicos.

Sé que se rodeará de personas que comulguen con su forma de pensar, que serán paladines para la comunidad; ahora que si fue el perdedor le ruego no haga feo, recoja su propaganda, y como dijera Serrat:

Y con la resaca a cuestas

vuelve el pobre a su pobreza,

vuelve el rico a su riqueza

y el señor cura a sus misas.

El futuro de nuestras comunidades depende mucho de su proceder estimado Candidato, le deseo que estos ultimo pasos de la campaña sean no solo mítines y reuniones, sino de una intensa reflexión.

“Que tenga buena mar y mucha pesca”

Gracias.