Select Page

Falta de civismo descuido social

Abstención proviene del latín abstentio y con él se alude a la acción de evitar algo o no tomar partido. Por otro lado, el sufijo -ismo expresa que una idea pertenece a una corriente, movimiento o tendencia. Así, atendiendo a su sentido etimológico, el abstencionismo hace referencia a la corriente ciudadana que decide no intervenir en las elecciones de los representantes del pueblo.

En Puebla, Baja California y otros estados, vimos como dentro del padrón electoral apenas el 30 % de ciudadanos ejercieron su derecho al voto, ésto elimina la democracia.

Es triste pues eso nos pone en una apatía peligrosa

La ciudadanía ya está cansada del sistema político en el que vivimos

Los políticos prometen mil cosas imposibles y utópicas, para solicitar el voto, pero en la práctica son realmente irrealizables pues no está en sus manos el cumplirlas, dependen de todo un oscuro engranaje legislativo y judicial.

Ya estamos cansados de un sistema laxo para los delincuentes y omiso para la sociedad, esto demuestra que el sistema necesita un cambio con urgencia. Ya no podemos confiar en promesas, y mientras esta situación no se transforme para el bien común seguiremos presenciando una burla en las urnas, pagando una institución electoral onerosa y fallida, que nos lleva a dejar que las cosas transcurran, pero sin involucrarnos, convirtiéndonos en un pasivo espectador y permitiendo que sean otros los que manejen nuestra economía y destino.

Candidatos ciudadanos, sin alianzas, eliminación de los partidos que hurtan y dividen, modificación a las penas y leyes, vigilancia comunitaria, policía profesional, manejo de los recursos con transparencia, (hay quien dice que sería factible eliminar el efectivo para controlar realmente el movimiento y destino de las riquezas de la nación) muchas y muy interesantes propuestas, mientras tanto nos toca unirnos y apoyar el gobierno electo, unos años más…