Select Page

Lic. Raquel Isamara León de la Rosa.

La numeralia y los temas de seguridad internacional vuelven a conjugarse en el secuestro del vuelo 756 procedente de Cancún a la Ciudad de México. Son varios los pensamientos que arroja un suceso como estos, ya que nuestro país no había sucedido una situación similar.

El terrorismo del nuevo siglo, nos remite al terrorismo inaugurado el 11 de septiembre de 2001, con el impacto a las Torres Gemelas de World Trade Center de Nueva York. Sin embargo, el uso de aviones como medida coercitiva, se utilizó en la década de los setenta durante el conflicto árabe-israelí.

Lo sucedido el miércoles llama mucho la atención por como se generaron las cosas. Como primer punto, se habla de un grupo de sudamericanos que secuestraron un avión sin portar ninguna arma (refiriéndome a pistolas o armas blancas), y se realiza un secuestro amenazando con una supuesta bomba. Segundo, el secuestro se lleva acabo sin ninguna agresión o algún herido.  Tercero, la negociación y la liberación de la tripulación se realizó en un lapso aproximado de 1 hora con 30 minutos.

Sin duda, éste tipo de terrorismo es totalmente ajeno a nosotros. Para algunas personas y estudiosos, sin lugar a duda, éste hecho es un desafío de la izquierda sudamericana hacia el capitalismo americano del que México es cómplice. El hecho de que existe un gran desequilibrio social alrededor del mundo, es irrefutable; además de que la crisis económica sigue haciendo estragos, estos dos factores podrían desatar cualquier tipo de contingencia social y política. La hipótesis que estoy plasmando, podría traducirse en mostrar la vulnerabilidad de la seguridad en norteamericana (México, EUA y Canadá), y así señalar como antagonista a Hugo Chávez.

Sin embargo, es una teoría que a mi persona no convence mucho por  lo siguiente:

•          Es muy arriesgado hacer un secuestro o un atentado sin ninguna arma que pueda realmente generar terror.

•          Analizando psicológicamente, o mejor dicho tomando en cuenta el perfil de verdaderos terroristas o miembros de alguna organización criminal, en todos ellos se encuentra un verdadero fanatismo por su causa, factor que nos lleva a la conclusión de que los terroristas no negocian y prefieren la muerte al no lograr su cometido.

•          Es de admirar el timing que tienen los atentados… ¿Por qué escoger fechas en las que coincidan números? ¿Por qué casualmente suceden cuando se puede desatar una crisis social a causa de factores económicos? Acaso no le suenan los anuncios sobre nuevos impuestos realizados en la semana por el secretario Carstens.

Como generalmente sucede, la verdad absoluta no será dada a conocer en su totalidad, ya que el famoso realismo político es capaz de todo para lograr sus objetivos, y últimamente, el generar miedo es el arma más poderosa para controlar masas.

En conclusión, pareciera que los guiones de telenovelas han llegado a los asesores del gobierno, emulando a los montajes hollywoodenses del gobierno americano. Lo triste de todo esto, es que sin duda se generará un desprecio y discriminación hacia los sudamericanos, fragmentado la identidad latinoamericana y haciendo más grande el odio hacia los mexicanos.